Blog Section

Hábitos para el cuidado de la piel.

Hábitos para el cuidado de la piel.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo que cumple la importante función de proteger nuestro organismo y ser la primera barrera de defensa contra agentes externos. Ella refleja el estado general de nuestra salud, es sinónimo de juventud y belleza. Por esta y más razones su cuidado es esencial.

Estos simples tips nos ayudaran a obtener una piel más bella y saludable.

Proteger la piel contra el sol. Esta es tal vez una de las maneras más importantes de cuidar la piel. La exposición al sol puede causar arrugas, manchas e incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Para proteger la piel contra el sol es importante aplicar un bloqueador solar todos los días de protección solar 30 FPS por lo menos y reaplicar cada dos horas. En lo posible es recomendable evitar la exposición al sol durante las 10 am y las 2pm.

Lavarla diariamente. Los expertos recomiendan lavar la cara dos veces al día (en la mañana y en la noche) usando un jabón o limpiador muy suave masajeando para aumentar la circulación de la sangre y obtener un rostro más radiante.  Es importante evitar cualquier producto que contenga alcohol.

Hidratarla por dentro y por fuera. Consumir mínimo ocho vasos de agua al día para evitar resequedad y la aparición de arrugas. También recomendable usar a diario crema humectante para nuestro tipo de piel que preferiblemente que contenga protección solar.

Exfoliar suavemente una vez a la semana para remover impurezas y células muertas. No es recomendable todos los días ya que acaba con los aceites naturales de la piel. Reducir la frecuencia de la exfoliación para pieles sensibles.

Comer Saludable. Una dieta rica en Vitaminas C, A, E, B6 y Coenzima Q10. Estas se encuentran en frutas, verduras, granos integrales y proteínas sin grasa. Importante evitar las grasas saturadas, carbohidratos procesados y azúcares refinadas para una piel más joven.

Vitamina C: Limón, naranja, mandarina, lima, kiwis, fresa, mora, arándanos, frambuesa, col y pimentones.

Vitamina A: Zanahorias, espinacas, calabaza, melón y naranjas

Vitamina E: Aceite de Oliva, acelgas, espinacas,

Vitamina B6: Atún, Salmón, carne, huevos, cereales integrales, nueces, garbanzos y lentejas

Coenzima Q10: Pescados azules, mariscos y frutos secos.

Hacer ejercicio  El ejercicio fortalece la piel, aumenta la circulación y mejora la tonificación de los músculos para una piel más joven y firme. Es muy importante lavar nuestra cara después de una sesión de ejercicio.

Evitar el stress  El estrés contribuye a la aparición de acné, causa sensibilidades y otros problemas en la piel.

No fumar Fumar contribuye a la aparición de arrugas en la piel y acaba con el colágeno y la elastina, las fibras de la piel que le dan elasticidad y fuerza a la piel.

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *